Erica Danelly Chandillo Yandi (Colombia)

erika.jpg

Nacida en Suárez, Cauca.  Vivo en Granada, Meta.

Artista visual egresada de la Universidad de Pamplona, Norte de Santander.

Mis obras viajan a través de diferentes técnicas (collage, escultura, pintura, grabado, escritura y video) como también en diferentes texturas, colores y formas, haciendo injertos y uniones entre unas y otras en una especie de tejido, un tejido que cambia, que se transforma continuamente; con cada material nuevo encuentro un sin número de ramificaciones, de ahí que para mi sea tan importante una exploración continua y minuciosa tanto en técnicas como en materiales. De esta forma gran parte de mi trabajo ha buscado reconstruir y escarbar para tal vez de cierta forma no olvidar puesto que "Una con el tiempo a veces olvida lo que pasa y ese es un error que puede llegar a ser tan fatal, que puede comerte viva…". Libreta de memoria: “Reconstrucción”. 2019. Así mi entorno y los lugares en los que he estado han marcado gran parte de mi obra, me han echo ser mas consciente lo que me rodea de ahí que tenga un interés bastante marcado por temas como la educación patriarcal, la memoria, el tejido, la casa, el cuerpo, la mujer, la herida, la huella, silencio y las capas. Tejo para recordar, para que mi memoria no olvide, Alrededor de nuestra vida, somos un rompecabezas, una pieza llena de injertos que continuamente soltamos y adherimos a nuestro cuerpo, miles de pequeñas grandes piezas de nuestro armajo, de nuestro tejido, se van quedando en el camino, en las paredes, en las personas,  en los objetos. 

Erica Chandillo-De alfileres una prenda-contrastado.png
erika chandillo
erika3.jpg
erika2.jpg
erika4.jpg

"De alfileres una prenda", 2021

Escultura blanda(vestido, papel, escritos, tintas, alcohol, alfileres, gancho). 40cm X 78 cm


Tejer con alfileres una prenda, marcarla. Reflejar en el exterior, lo que no se ve, lo que lastima, el daño interno. Hablo directamente sobre el acoso, este ocurre en diferentes edades no es fácil para ninguna mujer ya sea adulta, adolescente o niña escuchar palabras y dichos que generen miedo, asco, pena, muchas veces después del acoso o según eso de los piropos, vienen otro tipo de daños que escalan rápidamente en dimensiones nefastas y afectaciones psicológicas y físicas para las mujeres, las violaciones, los robos, los feminicidios son solo algunos de ellos etc. Ninguna está excenta, no importa como vistamos, a veces el daño ocurre en el día y en la noche; las huellas están en el camino, hay unos hilos invisibles que conectan unos cuerpos con otros, y ¿Qué pasa sí?, no importa si me quedo quieta, si me tapo, si no hablo, si me escondo, el daño no desaparece.
Esta pieza está compuesta de un vestido de mi sobrina que es muy parecido a uno que yo tuve cuando pequeña, las dos recibimos palabras de acoso a diferentes edades mientras lo traíamos puesto, esté vestido de cierta forma empezó a transformarse, dejo de ser un elemento de cobijo a uno que me hacía daño, es por ello que recurro a las frases que no sólo he recibido yo, sino también las mujeres que están en mi entorno y las que han estado a lo largo de mi vida, estas frases las coloco en fragmentos de papel y las adhiero al vestido con alfileres, a partir de ello se crean dos lados, uno donde se ven las frases (que debería tener, lo buena y apetecible que se es, como debería ser, más dócil, más comprensiva, más callada, no vaya y quede para vestir santos, etc.) y otro donde esa palabra ha mutado lastima, hiere y hasta hace sangrar el cuerpo.